Por qué no todas las empresas son sociales?

Es paradójico. Una empresa sin fines sociales traiciona el sentido esencial de un ente inserto en sociedad. Toda empresa debe tener fines sociales, debe ser responsable con el medio ambiente, con sus clientes, así como también velar por la correcta entrega y/o producción de sus bienes o servicios.

Un mercado de empresas sociales para invertir pareciera tergiversar el nombre de empresa e aislarlo de su esencia. Pareciera tratar de forzar un concepto, el de empresa, que reúne el trabajo de un grupo de personas, para entenderlo como un producto. Y luego, como producto, darle una nueva imagen que lo diferencie de otras empresas que no serían sociales. Es decir, diferenciarlo de otras empresas que no están cumpliendo cabalmente su labor.

Nos parece que esto queda en evidencia en la presentación de una de las primeras bolsas sociales contemporáneas.

En un mundo ideal, ¿Sólo deberían existir mercados de “empresas sociales”? Si así debiera ser: lejos estamos del ideal. Más aún, creando mercados segmentados de inversión no estamos promoviendo el cumpliento de las responsabilidades mínimas ni de los empresarios ni de los inversores.

Esperamos que esta segmentación sea el paso anterior necesario si se tiene en vista una integración futura.

Antonela Racca
Sebastián Cea

Agregar un comentario